"Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía" Salmos 42:1

 
 

 



Estudio de
crecimiento para
niños y adolescentes


 

 


Emisora Abiding Radio

 

¿Para que leer la Biblia?

 Por Werner Gitt

Leer la Biblia es según la voluntad de Dios parte de las actividades diarias necesarias, como el comer y el beber, por eso leemos en Jeremías 15:16a: "Fueron halladas tus palabras, y yo las comí". La Biblia misma da numerosas razones que nos indican por qué es imprescindible su lectura:

1. Para reconocer la naturaleza de Dios: Su grandeza (Sal 19), su amor (1 Jn 4:16), su misericordia (Nm 14:18), su fidelidad (Sal 25:10), su verdad (Nm 23:19) se nos manifiesta por medio de la Palabra revelada.

2. Para poder ejercitar fe"Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios" (Ro 10:17).

3. Para crecer en la fe: "Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación" (1 P 2:2).

4. Para tener la seguridad de la salvación"Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna" (1 Jn 5:13).

5. Para tener la sana doctrina"Retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza, y convencer a los que contradicen" (Tito 1:9). La Biblia corrige provechosamente nuestra manera de vivir y pensar. El sectario, en cambio, se sirve de la Biblia como de un libro de referencia en el que solamente busca confirmar las ideas que le han sido inculcadas en otro lugar.

6. Para pasar seguros por esta vida"Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" (Sal 119:105).

7. Para fijar prioridades en la vida"Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas" (Mt 6:33).

8. Para la educación de los hijos"Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma…y las enseñaréis a vuestros hijos" (Dt 11:18-19).

9. Para la conducta correcta con respecto a nuestro prójimo"Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Mt 19:19); "…estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo" (Fil 2:3); "Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian" (Lc 6:27-28).

10. Para alegría y refrigerio"Porque con ellos (tus mandamientos), me has vivificado" (Sal 119:93b); "…tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón" (Jer 15:16).

11. Para consuelo en situaciones difíciles"Abatida hasta el polvo está mi alma; Vivifícame según tu palabra" (Sal 119:25).

12. Para ayuda en la angustia"Invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás" (Sal 50:15).

13. Para no extraviarse"De tus mandamientos he adquirido inteligencia" (Sal 119:104). Jesús atribuye los extravíos de los hombres a su ignorancia de las Escrituras: "Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios" (Mt 22:29).

14. Para protección contra el pecado"En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti" (Sal 119:11).

15. Para reconocer el pecado"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16).

16. Para interpretar los acontecimientos actuales: "La revelación de Jesucristo…para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto" (Ap 1:1).

17. Para base del trabajo científico: La Biblia provee los principios fundamentales para numerosas ciencias. Estos requisitos necesarios para el trabajo son indispensables especialmente en aquellos campos que tienen que ver con las cuestiones sobre el origen (p.ej. cosmología, geología, biología) o en los que la imagen del hombre desempeña un papel fundamental (p.ej. psicología, medicina).

18. Para reconocer la voluntad de Dios"…para que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios…" (Ro 12:2). La voluntad de Dios no está sólo en los Diez Mandamientos (Éx 20:1-17), sino que se revela en numerosos pasajes de las Escrituras (p.ej. 1 Ts 4:3; 1 Ts 5:18; 1 P 2:15; He 10:36; He 13:21).

19. Para purificar los pensamientos: "Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado" (Jn 15:3).

20. Para actuar sabiamente"El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos" (Sal 111:10).