"Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía" Salmos 42:1

 
 

 



Estudio de
crecimiento para
niños y adolescentes


 

Nuevo Testamento


 

Ultimas Preguntas


 

Nuestro Pan Diario


Emisora Abiding Radio

 

El Corazón de Dios
Revelado

 

 

"...Sé, pues, celoso, y arrepiéntete" (Apocalipsis 3:19)

Es fácil pensar en Dios como un matamoscas divino, que simplemente está esperando a que nos posemos en algún lado para que -plaf- pueda aplastarnos por causa de nuestros pecados. Pero eso no es lo que vemos en Apocalipsis 2-3, en sus cartas a las siete iglesias. La línea de las cartas demuestra el corazón amoroso de Dios incluso hacia las personas veleidosas.

Jesús comenzó muchas de estas cartas afirmando las cosas buenas que su pueblo había hecho. Esto nos muestra que al Señor le agrada que hagamos lo bueno y lo correcto.

Pero a Él también le preocupan las faltas en nuestra vida. Su encomio en estas cartas solía ir seguido de claras palabras de reprobación. Y si bien no nos sentimos cómodos cuando lo escuchamos decir: "pero tengo contra ti" (2:4; ver vs. 14, 20), Él nos revela lo que tiene que cambiar en nuestra vida para mantenernos lejos del autoengaño.

Esto nos traslada al verdadero núcleo del asunto: el arrepentimiento. Cuando el Señor les dijo a estas iglesias que se arrepintieran, reveló su amor por los santos veleidosos. Su meta no era condenarlos, sino restaurarlos a una íntima comunión con Él.

Y no olvides que cada carta termina con una promesa específica para los "vencedores". Claramente, Dios desea recompensar a aquellos que viven vidas que le agradan.

¿Qué te está diciendo Él hoy?

"El arrepentimiento restaura y renueva
nuestra intimidad con el Señor"

—JMS

 Tomado de Nuestro Pan Diario domingo 2 de abril de 2017,
usado con permiso